Morsi, Mursi, Morsy…

Foto de K. Lillehei-Bakhtiar

¡Misericordia! ¿Cómo se escribe el nombre de este líder egipcio?

Últimamente Egipto y en especial Morsi, el ex-presidente egipcio, continúan siendo foco de artículos y programas internacionales de noticias.

Parece que uno no puede evitar leer el nombre del hombre considerado como el primer presidente democráticamente electo de Egipto y que tan sólo ocupó el cargo durante poco más de un año. Aún así, este nombre aparece con frecuencia en Internet y la prensa en variadas formas; la mayoría de veces el nombre es escrito como Morsi o Mursi, y eventualmente Morsy. En escritura árabe su nombre es escrito con tres consonantes M-R-S que terminan en la vocal  pronunciada “ee” en inglés (que suele ser transcrita como “i” o “y”).

A pesar de que todos los árabes nativos escriben el nombre con el mismo pequeño carácter entre la M y R que convencionalmente representa una “o” o “u” (o “ou” o “ow”), la pronunciación varía de una región a otra, e incluso de un país a otro. De ahí la confusión al momento de transcribir las vocales.

Así que digamos que estamos de acuerdo en utilizar una letra para representar este sonido vocálico, eligiendo al azar la “o”. Ahora hemos resuelto ese problema. Tenemos Morsi o Morsy, pero, y en aras de la coherencia, elijamos el primero, Morsi.  Muy bien, pero aún no hemos resuelto completamente el problema. Ahora tenemos también que considerar el primer nombre – Mohammed, Mohamed, Mohammad, Muhammed, Muhamad, Muhammad (nombre que, por cierto, clama ser el nombre masculino más frecuente en el mundo).

La variación considerable se debe a que el árabe es hablado en unos 25 países con alrededor de 250 a 300 millones de hablantes nativos y aproximadamente 17 variantes escritas (de acuerdo al corrector ortográfico estándar en las computadoras de la mayoría de la población). Además, el árabe es la lengua litúrgica de más de mil millones de musulmanes (Muslims  o Moslems) de todo el mundo. La gran variedad en la pronunciación entre los hablantes de árabe es, ante todo, la que crea este caos ortográfico al ser transcrito al inglés.

Y todos esos puntos en la fotografía de la parte superior de esta página diferencian una  f de una q o una s de una sh… y luego hay otras “letras” (que parecen como un tipo de mini apóstrofos o w’s u o’s). Esos pequeños signos marcan una diferencia en la lectura árabe, pues representan las vocales cortas o la duplicación de consonantes, entre otras cosas. Pero los lectores avanzados del árabe (y asimismo del Farsi, conocido también como Persa) no necesitan las vocales. Normalmente se reserva su uso en libros infantiles y en la fantásticamente hermosa y decorativa caligrafía que engalana tantos libros, edificios y pinturas o cualquier superficie que carezca de ornamentación en la cultura de Oriente Medio.

Pero moviéndonos hacia el este, otro nombre aparece en las noticias últimamente. Otra elección, otro dilema (desde nuestro punto de vista, el ortográfico) – el nombre Rohani, Rouhani, Rowhani y en ocasiones Ruhani. Y luego el de Hassan o Hasan…

Entonces, ¿cómo manejamos estos nombres en Tansa? Básicamente seguimos el manual de estilo correspondiente, tal como The Associated Press, Canadian Press o The New York Times. Para otras publicaciones comenzamos con la ortografía por defecto básica que ha sido adoptada por cada individuo cuando está disponible. En caso contrario, se utiliza la forma más frecuente y ampliamente aceptada.

En estos dos casos hemos adoptado Mohammed Morsi (que en AP sólo se encuentra en la sección de Pronunciación, no como una entrada principal) y Hassan Rouhani, que sólo se observa en la sección Consulte al Editor. Anteriormente AP especificó Rowhani, pero recientemente hizo el cambio a Rouhani. Por supuesto, si Ud. no está de acuerdo, por favor, utilice su Diccionario Auxiliar para anular nuestras selecciones. Con la gran cantidad de nombres árabes en las noticias, ya se podrá imaginar la cantidad de cadenas de buscar-reemplazar que deben ser escritas por cada nombre.

Afortunadamente tanto Morsi como Rouhani se componen de letras que, básicamente, tienen una correspondencia directa con alguna en el alfabeto inglés. Pero ¿qué pasa con esos nombres que no incluyen letras (en realidad, sonidos) en el inglés? El árabe está lleno de sonidos individuales que deben ser transcritos, y por supuesto, cada uno los escribe de manera diferente – todas aquellas q´s,  gh´s y kh´s e incluso apóstrofos. Por ejemplo, la parada glotal se utiliza con frecuencia en árabe. La Asociación Fonética Internacional utiliza el símbolo ʔ (que se parece a la parte superior de un signo de interrogación). Pero eso no es muy fácil de escribir, así que normalmente empleamos el apóstrofo, de ahí las variantes ortográficas al Qa’eda y al Qai’da, Al-Qa’eda, Al-Qa’ida… y así sucesivamente. En realidad, en el inglés americano informal utilizamos una parada glotal, de hecho creo que siempre la uso con palabras tales como “button” (pronunciado buʔen). Inténtelo. No hay sonido característico “t”, la parada glotal se produce simplemente cerrando la glotis en la parte posterior de la garganta. Tenga en cuenta que nuestros primos británicos suelen articular esta palabra más clara y distintamente al pronunciar la “t”.

Ahora, ¿debemos discutir todas las posibles ortografías del ex líder de Libia, Moammar Gadhafi (esta es la escritura especificada en la sección Pronunciación y en el epígrafe Nombres Árabes en el manual de estilo de AP) – Gaddhafi, Gaddafi, Ghaddafi, Ghadafi? Haga clic aquí para ver un artículo donde ABC News analiza las 112 variaciones de este nombre.

Pero volviendo a la pregunta inicial. Como punto de partida hemos añadido en los diccionarios nuestros de Tansa la ortografía del ex-presidente egipcio como Morsi. Desde luego, su opinión es valiosa y siempre le damos la bienvenida a sus comentarios. Tan sólo háganoslo saber.

Merci! ¡Gracias!

Ver el artículo original en inglés.

Escrito por Karin Lillehei-Bakhtiar y traducido por Rafael Rodríguez Monge.

FacebookTwitterGoogle+Share
This entry was posted in News, Tansa and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.